Archive | abril, 2007

28 abril 2007 9 Comments

Videojuegos!

Hoy me he levantado con una sonrisa… leyendo el blog “Insert Coin” he visto este vídeo que me ha hecho ponerme de muy buen humor… un mix de Futurama con aquellos juegos clásicos de los benditos ochenta.

¿Y si la vida fuera un videojuego?

Espero que al menos, os arranque una sonrisa.

Buen fin de semana y puente.

25 abril 2007 12 Comments

Tiempo…

/2007/04/tiempo.jpg

Tiempo…

Agua entre las manos que se escurre y se va, para no volver.

Tiempo…

Futuro convertido en pretérito.

Tiempo para todo, no aprovechado.

Tiempo sin vernos.

Tiempo de relax en medio de la caótica agitación.

Demasiado tiempo gastado en la situación equivocada…

Demasiado tiempo gastado como para rectificar.

Tiempo que hace mella en la carne débil.

Tiempo que cambia a personas, paneles sin rostro ahora.

Tiempo para la esperanza en la desesperación.

Tiempo…

Cinta transportadora que nos lleva a todos al mismo lugar… a la misma velocidad.

Tiempo subestimado.

Tiempo en el limbo. Tiempo en el infierno. ¿Tiempo en el cielo?.

Aprovechar el tiempo no tiene que ser un cánon establecido,

cada uno y cada cual es dueño del tiempo

y nadie debe decidir por nosotros.

Y si no, a mal tiempo buena cara.

Cuantas veces te dijeron que perdías el tiempo y tú sentías impotencia al ver que ellos no sabían disfrutar de esa sensación…

Escuchando:

The Prophet’s Song – (Queen)

 

19 abril 2007 14 Comments

Vacío.

/2007/04/vacio.jpg

Deprisa. Sin tiempo que pensar. Sin saber que decir.

Tormentas de ideas constantes, que no remiten ni en siestas ni en sueños nocturnos, supuestamente reparadores.

Concentrado en el interior, absorto en el exterior. Compleja e inexplicable contradicción simultánea.

Aceleración constante de pensamientos y sensaciones que transmiten desasosiego y te hacen estar distraido.

Mente llena de pensamientos fugaces, preocupaciones vanales y esperanzas alcanzables.

Tratas de tomar la botella contenedora del mensaje, para buscar la explicación. Y te esfuerzas. Y la alcanzas.

Pero al final del todo, el mensaje está vacío.

Escuchando:

Amo Dejarte Así – (Gustavo Cerati)

 

15 abril 2007 17 Comments

Juventud dañada…

/2007/04/pibas_retrete.jpg

Hecho real. La foto, obviamente no es mía… pero sirve como ilustración para esta historia.

Tarde de sábado. Tras una copiosa comida en un restaurante apañadito con mis padres y mi chica, nos dimos una vuelta por tiendas y boutiques del centro de Zaragoza. Cansados por la gran digestión y por el periplo entre escaparates y probadores, llegamos al Corte Inglés. Planta de caballeros. Miramos trajes, camisas, complementos… pero advertimos que nuestra vejiga no da para más y hemos de visitar los servicios.

- Al fondo a la derecha.

- Gracias, vamos para allá.

Como sabéis, a los servicios se accede por un vestíbulo junto a los ascensores, en el cual están las dos puertas, caballeros y señoras. En el WC de señoras, había cola para entrar. Curioso tratándose de la planta de caballeros. No le dí más importancia, se ven cosas tan raras que es difícil sorprenderse ya por nada.

El aseo de caballeros está despejado. Mi padre y yo, entramos cada uno en una cabina individual, de las que tienen taza. Había tres. Yo entro en la de la derecha. Mi padre en la de la izquierda. Queda libre la central.

De repente, mientras cambio el agua al canario, un jolgorio femenino se escucha. Parece la voz de un grupo de chicas jóvenes, que ha optado por entrar al WC de caballeros debido al tumulto formado en el de señoras. Sigo a lo mío, pensando:

-¿Por qué todas las chicas quinceañeras, cuando van borrachas, parecen el coro de “Dinamita pa’ los pollos”?

Lo que se escuchó a continuación tiene miga… todas las conversaciones del tipo “jo tía”, “co” (equivalente maño al “neng”, “nano”, “tronco”…). Pero lo más fuerte… a parte de lo gracioso de “me pica el chocho” o “me he salido fuera” (se ve que no somos nosotros los únicos que a veces no apuntamos bien) se escucha una especie de golpe seco, como un tropiezo con impacto en el suelo.

- ¿Qué te pasa? ¡Levanta!

- Vaya pedo tía, nosequé…

- ¿Pero cuantas te has metido?

- Sólo una, pero muy gorda y larga…

- Si me quieres prométeme que no te vas a meter más

- Te lo prometo, tía… pero es que estaba tan bueno el que me la ofreció que no le podía decir que no…

Las tres “pibitas” en cuestión no sumaban 50 años juntas, así que imaginaros el percal. Al salir del servicio, las piernas de una de ellas salían por debajo de la puerta del retrete. Dantesco.

Juventud dañada, vivir deprisa, carencia de valores (aunque seas progre o de izquierdas, puedes y debes tenerlos… no es una palabra reservada solo a meapilas y conservadores).

Esta es la generación del futuro, futuras madres, empleadas, etc.

Tras lavarme las manos y salir del servicio, miré atrás y ya habían salido. Menudas caras. No sé como narrarlo. Pero seguro que os lo imagináis.

Me dio mucha pena y asco al mismo tiempo. No sé donde va a ir a parar todo esto. Cuánta gente en frenopáticos a los 40 de edad, ¿no creéis? Hay drogas y drogas… pero sobre todo, debe de haber mesura.

Escuchando:

Azul – (Elefantes)

11 abril 2007 10 Comments

Ventanas rotas…

/2007/04/ventanas_rotas.jpg

Parece un título sugerente, bucólico, evocador… pero eso es lo más lejano a la realidad, porque el título esconde ironía, sarcasmo, odio contenido e impotencia patente.

Llevo varios días robando horas al sueño, llegando tarde a la cita con Morfeo, estando agotado nada más levantarme, irascible y con bajo rendimiento en el trabajo… y no por mi culpa, sino por la gran Corporación, por el Gran Hermano informático, por el panel sin rostro que pone precio a nuestras vidas y controla nuestras libertades.

Tenía un trabajo importante que concluir. El sistema falla. No puedo abrir aplicaciones. Caos. Errores. Stop.

Pese a mi tiquismiquismo y mi profilaxis informática, llevados siempre a niveles integristas y de ultranza, todo parecía indicar que algún gusano-virus-troyano había conseguido burlar mis defensas. Humillación. Rabia. Decepción. Resignación.

Solución drástica. Corte por lo sano. Sálvese quien pueda y redímanse ante el poderoso comando FORMAT C:.

Alma nueva en la computadora, otra vez. Rutina. Seleccionar componentes a instalar. Configurar drivers. Stop.

Y de repente… con todo inmaculado, recién estrenado, savia nueva… la fatídica ventana de error strikes back, como diciendo… “¡Hey, te habías olvidado de mí… nooo… aquí estoy! He venido a ponerte a prueba otra vez. Es el DLL Inferno”.

Por fin me di cuenta de lo que pasaba. Había sido el Gran Hermano. Acabas de instalar y llegan las actualizaciones. Te cuelan un paquete en forma de “úselo para su protección”. Y fue quitarlo y volver todo a funcionar. Menos mal. Podía haberlo sabido antes. Y encima pretenden cobrar por este servicio. A veces la piratería es necesaria, es darles un sopapo a esos encorbatados que hacen de nuestra vida un infierno en los momentos más delicados.

Ojo con la protección. En ocasiones, hay que ir “a pelo” por la vida… y romper ventanas para liberarse y ver sin filtros el mundo exterior. O eso o interactuar con pinguinos en caso de no haber mordido la manzana

Salud/OS. Hemos vuelto. Stop.

Escuchando:

Flor Venenosa – (Héroes del Silencio)

 

7 abril 2007 7 Comments

PodCast: Migración.

/2007/04/transition.jpg


powered by ODEOPues sí…!

Desde diciembre del pasado año que no grabábamos otro programita de “Radio Ciudad Nodriza”, y aprovechando los días festivos, nos hemos liado la manta a la cabeza y aquí va este, especial por varios sentidos…

El primero, que es un PodCast híbrido, conjunto con el blog de Eckelon, “El Refugio“, y el segundo porque es la primera vez que se publica un PodCast en esta nueva etapa de La Ciudad Nodriza.

En el programa abordamos dos temas distintos, el primero es el de la migración de Blogger a WordPress… una especie de “como lo hicimos”, como siempre, con un ambiente de lo más distendido e informal. Hacia el final del programa hablamos de la aparición de Ubuntu Linux versión 7.04… y es que esas cifras corresponden, además, con la numeración de los PodCasts en sendos blogs, es decir, en “El Refugio” es el número 7, y aquí en La Ciudad, es el cuarto.

En la barra de la derecha, en la sección “PodCasts” tenéis además de este, los anteriores programas… así como la selección de temas de “El Planetoide“, para que podáis escucharlos cuando queráis. También está aquí abajo el link para descargar el programa a vuestro disco duro.

Como siempre, esperamos vuestros comentarios… que son la chispa de la vida de todo bloguero que se precie.

Un saludo del equipo de La Ciudad Nodriza.

Descarga el archivo.

4 abril 2007 11 Comments

Ha comenzado su holocausto…

/2007/04/foquita.jpg

Pues sí… me entristece ver que cada año, en Canadá se repite la misma historia. La matanza indiscriminada, de la manera más atroz imaginable, de doscientas setentamil focas en el área de Terranova.

Me produce rabia, odio, indignación e impotencia.

No concibo como un país del mal llamado “primer mundo”, que está más al norte que los autoproclamados norteamericanos, pueden permitir y consentir actos de tal barbarie y crueldad como el que en esta época del año ya es una sangrienta tradición.

Me revienta la hipocresía más ruín y cínica, alegando encima causas ecologistas. Que las focas acaban con los caladeros de bacalao. Ja.

Detrás de todo esto hay oscuros intereses privados, de la industria peletera, sin ir más lejos.

He visto fotos y vídeos que me han parecido de lo más cruel, y que no he creido conveniente poner aquí.

Así pues, os pido que reflexionéis. Nada justifica una matanza de tamaño calibre, del modo más cruel y despiadado, con esos palos con punta de hierro llamados “hakapik”, que dejan al animal en la mayoría de las ocasiones en un estado agónico que se prolonga por más de una hora.

Las imágenes del hielo teñido de rojo hablan por si mismas. Podéis verlas en el diario “20 Minutos“.

Por mi parte, amén de no comprar pieles, pienso boicotear todo aquel producto canadiense. Quizá no sirva de nada, pero al menos me dejarán algo más tranquilo, si es que se puede estar así y dormir plácidamente sabiendo lo que está pasando.

En este país no nos libramos, ahí está la mal llamada “fiesta nacional”… Pero eso es harina de otro costal, que también tendrá su exposición en estas líneas.

Aguanten foquitas!

Salud/OS!

Escuchando:

Los Restos Del Naufragio – (Bunbury)

 

1 abril 2007 14 Comments

Odio los paraguas…

/2007/04/lluvia_stop.jpg

Llueve.

Y hace tiempo que decidí no cargar más con un paraguas. Me resulta molesto, más que la lluvia. Incluso los hay que lo tildan de posible arma blanca… y puede que no les falte razón… así que no lo llevo, que ya dije que renunciaba a la furia. Por si acaso.

En realidad la lluvia espabila, refresca, te hace aligerar cuando vas caminando, hace que el día vaya a juego con el cemento de la vil ciudad… e incluso escuché que era buena para el pelo, lo hace crecer… un buen empujón para todos aquellos que se propusieron ser melenudos como antaño, una vez pasada la treintena.

Pero a lo que vamos. Odio los paraguas. O a lo mejor al “modus operandi” de los viandantes que los portan cuando está lloviendo. Quiero decir, me imagino que os habrá pasado también a vosotr#s. Vas caminando bajo la lluvia, singing in the rain, pegado a la pared, refugiándote lo mejor que puedes bajo alféizares, balcones y cornisas, porque a pesar de haber elegido ese tipo de vida, la del tipo sin paraguas, sigues siendo persona y tienes derecho a patear la calle… y cual es tu funesta sorpresa al ver que la gente con paraguas camina pegada a la pared, para protegerse bajo alféizares, balcones y cornisas…

¡¡Pero vamos a ver!! ¿Acaso no lleváis paraguas para-el-agua?.

Y lo peor de todo, que la gente no se aparta, tienes que ser tú, que vas desprotegido el que salga a ducharse. (Nótese que esto ocurre en mayor porcentaje con la gente de avanzada edad).

No lo entiendo ni lo entenderé jamás.

Falta de solidaridad, egoísmo, ignorancia, cabezonería o una desgraciada conjunción de todos esos factores.

El único consuelo que me queda es que no toda la gente es del mismo modo… (afortunadamente) y que puede que la acidez de la lluvia algún día sea lo suficientemente fuerte como para derretir las telas plásticas impermeables que forran la estructura metálica de sus artilugios anti-chubascos.

¡Buen día a tod#s…!

Escuchando:

It’s Raining Again – (Supertramp)